Ambiente lector en casa

La investigación plantea que el ambiente lector en casa juega un rol importante en el aprendizaje de la lectura. Este aprendizaje es un proceso que comienza mucho antes de que los niños sean objeto de la instrucción formal en el colegio. Qué actividades con los padres en casa son predictivas del desarrollo lector de los niños:

Actividades en los campos de

habilidad fonológica
conocimiento alfabético
conceptos sobre la letra impresa
lectura compartida de libros

Prosodia
Habilidad fonológica

La conciencia fonológica es la habilidad para manipular las unidades del lenguaje (sílabas, rimas y fonemas). Esta habilidad está relacionada con el éxito en el aprendizaje de la lectura.

ACTIVIDADES

  • “Tapping” o golpeteo silábico: dar sobre una superficie tantos golpes como sílabas tenga una palabra mientras ésta se dice en voz alta separada por sílabas. Por ejemplo, /me-sa/, y dar un golpe a la vez que pronunciamos cada sílaba. El niño tiene que imitarnos después, dando igualmente un golpe a la vez que pronuncia cada sílaba. Alrededor de los tres años ya son sensibles a la estructura silábica de las palabras.
  • Leer poesía para niños (donde obviamente siempre hay rimas).
  • Cantar canciones con rimas, animando a los peques a completar la palabra rimada que falta.
Conocimiento alfabético

El conocimiento de las letras es un paso previo al reconocimiento de las palabras. Los estudios confirman que el conocimiento de las letras, nombres y sonidos, antes de la entrada formal al colegio y en los primeros cursos, es predictivo del éxito lector posterior.

ACTIVIDADES

  • Enseñar su propio nombre y a identificar esas letras.
  • Enseñar nombres y sonidos de las letras jugando con bloques, puzles, libros.
  • Pedir a los niños que encuentren las letras de su nombre en la página.
  • Encontrar las letras con una cierta forma.
  • Pedirles el nombre de las letras señalándolas en la página.
  • Compartir libros que trabajan la el conocimiento alfabético. Libros que contienen palabras o texto en mayúsculas y minúsculas, que van acompañados por ilustraciones cuyo nombre empieza por el sonido o letra que están aprendiendo ( “A” al lado de una “araña”…).
Conceptos sobre la letra impresa

La lectura a los niños se puede hacer con un doble objetivo; diversión y significado de la historia, y aprendizaje de conceptos sobre la letra impresa. Durante preescolar, los niños adquieren conceptos sobre el lenguaje escrito, aprenden a distinguir qué son letras y palabras en contraposición a garabatos, dibujos y números, aprenden la dirección en la que se escriben secuencialmente las letras y se leen las palabras, y cómo las palabras están separadas por espacios.

Actividades

  • Conversar explícitamente con los niños sobre los conceptos mencionados.
  • En niños muy pequeños, señalar las palabras mientras se está leyendo.
  • Animarles a escribir, enseñarles cómo escribir letras y palabras.

En todo este proceso de enseñanza informal de la lectura hay algo esencial, y es el carácter afectivo de todas las actividades. La interacción con la lectura, ya sea leyendo un libro, escribiendo, charlando o enseñando, debe ser divertida. De este modo, los niños interiorizan la información y las habilidades que los padres intentan enseñarles, y desarrollan el interés y la motivación para sostener este aprendizaje, aprendizaje que los acompañará durante toda la vida en sus múltiples facetas. Merece la pena esforzarse por ello, ¿verdad?…

LA AVENTURA DE LEER HAY QUE INICIARLA PRONTO; EL VIAJE ES TAN ALUCINANTE QUE EL TIEMPO SIEMPRE JUEGA EN NUESTRA CONTRA…

Lectura compartida de libros

Leer diariamente con los niños. Los estudios sostienen que la cantidad de tiempo empleado en esta actividad se relaciona con la habilidad lectora del niño y el desarrollo de su lenguaje. Compartir lecturas con los niños incrementa su vocabulario. Es recomendable enseñarles y preguntarles por el vocabulario contenido en las historias. Se ha observado que los padres comienzan a utilizar un lenguaje más complejo y a hacer preguntas más demandantes conforme los niños van creciendo. Tener la palabra asimilada oralmente les permite a los niños relacionar esa palabra con la que van a leer posteriormente.

Aquí se especifican unas pautas encontradas en estudios que han sido exitosas en el desarrollo del vocabulario de los niños:

  • Se leían las historias varias veces.
  • Se producían en numerosos casos múltiples apariciones de la palabra nueva.
  • La palabra nueva estaba acompañada por ilustraciones o el lector (papá, mamá, cuidador, etc.) la señalaba explícitamente.
  • Estas palabras eran importantes en el texto.
  • Su significado era claro por el contexto, la ilustración o la explicación del lector.
  • Mayoritariamente eran sustantivos.
  • Se pedía a los niños que repitieran las palabras nuevas, volvieran a contar la historia o se implicaran en actividades relacionadas con el significado de esas palabras.
  • Al principio, los niños son escuchantes en las lecturas compartidas en casa. Cuando son mayores y ya tienen alguna habilidad lectora, los padres tienen que potenciar ese rol lector del niño y ayudarles a decodificar las palabras.
  • Importarte, muy importante, escuchar al niño leer y ayudarle así a corregir errores.
  • No prolongar excesivamente (final de preescolar y primer curso) las pistas contextuales o con dibujos para ayudarles a leer. Eso afecta negativamente a la identificación de palabras en primer y segundo curso.
  • Animarles a escribir; eso favorece el desarrollo de la lectura.
¡Cómpralo ahora!

Las palabras tristes

palabras-tristes-14

PVP: 11.95 €

Audio libro de Las palabras tristesaudio

Chupín

chupin2

PVP: 11.95 €

Audio libro de Chupínaudio