Prosodia

El castellano es una lengua relativamente fácil y accesible para el aprendizaje de la lectura. Los niños aprenden rápido en circunstancias normales a decodificar, a convertir letras en sonidos —más correctamente, grafemas en fonemas—. La dificultad tiende a focalizarse en la comprensión lectora, la asignatura pendiente de la que hablan los maestros y sostienen los informes europeos. Y es aquí donde tiene cabida la prosodia. La investigación ha confirmado la influencia positiva de la prosodia en la comprensión lectora, pero ¿qué es la prosodia lectora?

La prosodia es el tercer componente de la fluidez lectora, tras la velocidad y la precisión. Es la conjunción de cinco dimensiones, el acento (asignación de), el volumen, la entonación y la segmentación. Es lo que confiere a la lectura el matiz emocional, lo que la hace parecerse a una conversación oral. Un esquema nos resultará clarificador:

Fluidez lectora

Velocidad + precisión + prosodia

Prosodia

Prosodia

PROSODIA SEGMENTAL (la aplicada a la palabra)
asignación del ACENTO

ACENTO. La asignación del acento es un punto clave en la comprensión lectora.

DIFERENCIA ENTRE:

público (audiencia)

publico (primera persona del presente de indicativo del verbo publicar)

públicó (tercera persona del pretérito imperfecto de indicativo del verbo publicar)

La posición del acento produce cambios en el significado.

Estas dimensiones hay que trabajarlas con los niños y niñas desde el inicio de la enseñanza de la lectura, una vez que tengan automatizada la decodificación, la conversión de “letras en sonidos”. Es muy importante que lean en voz alta teniendo en cuenta todas estas pautas, y que nosotros, los adultos, actuemos como modelos de lectura con el fin de facilitar la comprensión lectora.

LA PROSODIA Y, CON ELLA, LA FLUIDEZ LECTORA TAL VEZ SEAN EL ESLABÓN PERDIDO EN LA ENSEÑANZA DE LA LECTURA. DÉMOSLES UNA OPORTUNIDAD…

PROSODIA SUPRASEGMENTAL VOLUMEN + ENTONACIÓN + PAUSAS + SEGMENTACIÓN

VOLUMEN. El volumen con que se lean las distintas frases del texto confiere matices a su significado.

Por ejemplo, un volumen alto sería propio de una exclamación, pero no así de un fragmento que tiene un “tono triste”, según el texto.

ENTONACIÓN. La modulación de la voz en función de los signos de puntuación produce diferencias en el significado. Diferencia entre:

  • ¿Vienes a casa? (hay dudas sobre ello).
  • ¡Vienes a casa! (te alegras ante tal acontecimiento).
  • Vienes… ¿a casa? (te sorprendes del hecho).

La entonación produce el cambio en el significado.

PAUSAS. El respeto o no de los signos de puntuación puede crear variaciones drásticas en el significado. Diferencia entre:

  • No me gusta el colegio (no me gusta).
  • No, me gusta el colegio (ahora el colegio sí que me gusta).

La coma, esto es, la pausa es la que produce el cambio en el significado

SEGMENTACIÓN. La lectura que respeta los sintagmas facilita la comprensión lectora. Diferencia entre:

  • La niña del vestido rojo pausa estaba en el parque.
  • La niña del pausa vestido rojo estaba en pausa el parque.

La segmentación de la primera frase hace que la frase suene más natural y accesible.

¡Cómpralo ahora!

Las palabras tristes

palabras-tristes-14

PVP: 11.95 €

Audio libro de Las palabras tristesaudio

Chupín

chupin2

PVP: 11.95 €

Audio libro de Chupínaudio